¿Cuánto mide el intestino delgado?

Mide el intestino delgado

A no ser que hayas estudiado en algún momento el cuerpo humano, lo más probable es que desconozcas este dato. Tanto si lo has olvidado como si nunca lo has sabido, te aseguramos que la respuesta te sorprenderá. Para descubrir tanto el tamaño como otros datos de interés sobre esta parte del sistema digestivo, tendrás que seguir leyendo en el siguiente apartado.

Longitud del intestino delgado

Dentro del sistema digestivo del ser humano se distinguen dos tipos de intestinos: el intestino delgado y el intestino grueso. Mientras el delgado tiene una longitud de entre 5 y 11 metros, el grueso alcanza el metro o metro y medio.

Siempre ha existido una gran controversia en torno a la longitud del intestino delgado, y es que se han encontrado personas en las que el intestino no pasaba de los 5 metros, mientras que en otras alcanzaba los 12.  El grosor del mismo es por ejemplo un dato bastante más preciso y abarca entre los 3 y 5 centímetros.

Ahora que ya sabes la medida del intestino delgado te mostramos sus partes, para que entiendas mejor el órgano del que te estamos hablando. Como puedes ver en la imagen, el intestino delgado se divide en tres partes: el duodeno, el yeyuno y el íleon.

Partes del intestino delgado

Partes del intestino delgado

A continuación te enumeramos algunos datos curiosos sobre el sistema digestivo en general:

  • Todo el sistema digestivo ocupa aproximadamente unos 10 metros, pues la boca, el esófago, estómago, hígado, vesícula biliar e intestinos están tan bien organizados y compactados en nuestro interior que cabe sin problemas.
  • ¿Alguna vez te has preguntado cuanta saliva produce nuestra boca al día? Pues nada más y nada menos que un litro.
  • Es mediante el intestino delgado que absorbemos la mayor parte de los nutrientes que necesitamos de los alimentos.
  • Dentro del sistema digestivo puede encontrarse de todo, pues hasta más de 500 tipos de bacterias han sido identificados en seres humanos.
  • Aunque pueda parecer algo propio de una película de terror, nuestro estómago produce ácido clorhídrico, uno de los más peligrosos y corrosivos. Gracias a la capa de mucosidad de nuestro estómago somos capaces de soportarlo y transformar así los alimentos en nutrientes al descomponerlos.

Los comentarios están cerrados.