¿Cuánto gana un militar?

Cuanto gana un militar

Si ya la profesión de policía o bomberos son arriesgadas, la de militar es una de las más peligrosas. Es en este caso el deseo de defender el país lo que hace que cada vez sean más los militares que hay. Lo cierto es que no todo en esta profesión es riesgo y peligro, sigue leyendo para aprender en que consiste este tipo de oficio y descubrir el sueldo medio de un militar.

El salario de los militares

Como ocurre con el sueldo de policías, médicos o profesores, todos pertenecen a cuerpos de la función pública y por lo tanto, sus cantidades son públicas y transparentes. Esto no significa que la respuesta sea sencilla, pues como suele ocurrir en estos casos, el salario depende de varios factores como la antigüedad, las horas extra, la actividad realizada y el cargo ocupado. Sin embargo, para que te hagas una idea, el sueldo medio de un militar es de 1.300 euros.

Para ser algo más exactos te diremos que un soldado militar puede llegar a cobrar diferentes cantidades según su rango:

  • Soldado en rango de alférez: 1521 euros mensuales
  • Soldado en rango de teniente: 1610 euros mensuales
  • Soldado en rango de capitán: 1862 euros mensuales

Es cierto que todos los militares reciben formación y preparación para combatir, pero ello no significa que la labor de todos ellos esté relacionada con la actividad física. Son muchas las tareas que se desempeñan dentro del cuerpo militar como labores de ingeniería, de mecánica, de informática e incluso de medicina entre otros.

Ahora que ya conoces un poco más del cuerpo militar y su salario, te revelamos algunas curiosidades relacionadas con éste mundo a nivel mundial:

  • Tras la segunda guerra mundial, Estados Unidos, en lugar de juzgar a un grupo de nazis, los reclutó para que éstos le ayudasen a crear y mejorar sus propios lanzacohetes. Lejos de ser un acto altruista, no fue más que un gesto egoísta por alcanzar el nivel destructivo del armamento alemán.
  • Ya al final de la guerra, los ingleses crearon junto con los aliados unas armas de destrucción conocidas como lanzallamas. Estos dispositivos eran capaces de crear auténticas mareas de fuego capaces de alcanzar los 100 metros de distancia. Por suerte nunca llegaron a usarse, pues se consiguieron instalar ya cuando la guerra estaba finalizando.
  • En el año 1960, cuando el mundo vivenciaba la Guerra Fría, los estadounidenses comenzaron sus conflictos con Vietnam y para ello crearon bombas de LSD, si has leído bien. Con ellas pretendían acabar con poblaciones enteras sin tener que gastar ni una sola bala aunque finalmente, éste arma química tan curiosa nunca llegó a usarse.

Los comentarios están cerrados.